miércoles, 9 de noviembre de 2016

Ambiente Congelado y Mus Entretenido



Vientos gélidos por los páramos tricantinos, desterrados por las vacaciones del Rincón.
Conseguimos refugio ante las inclemencias, aunque sin prescindir de los abrigos.
Enfrente los RACHEADOS, ya curtidos en estas lides de ventoleras. Y encima ya aclimatados con el entrenamiento que tuvieron la jornada anterior.

Y ante la ausencia de poemas a que últimamente nos castigan los verdugos de los Jugones, acudimos a otros maestros para buscar inspiración. Y hablando de vientos...

Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.


Y para ponernos en situación, buscamos protagonistas en la siguiente estrofa de este poema de M.Hernández:

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

En los dos primeros juegos ACME hicieron más bien de leones y con sendos zarpazos bien asestados consiguieron cortar la racha de RACHEADOS.

Pero RACHEADOS no se iban a conformar con esa condición de bueyes y con un par de 31 de mano en tanteos apretados nos obligaron a caer y colocaron las tablas en el marcador.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Nos saltamos la parte que alaba las virtudes de los diversos pueblos de España, que se ha quedado un poco trasnochada, y nos vamos ya al final del poema:

Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas.



Vamos, que pelearon y cayeron con honor, pero el punto se va para ACME por 4-2.

Aparecerá Cuando Menos Esperas

No hay comentarios:

Publicar un comentario